HASTA EL AMANECER

Recogido con fotos en la sección "Detrás del mostrador"

Algunas cenicientas buscan Louboutin en lugar de frágiles zapatos de cristal,

saltan charcos de Mare y pasan por la vida como la marea.

 

Su destino es un lugar, en algún mundo, donde den cobijo a

miradas sin fronteras,

balas perdidas,

buscadores de perlas

y otras gentes de mal vivir.

 

Calientan sus almas a la luz de la luna apurando las copas,

explorando el universo de las sensaciones,

conquistando palmo a palmo la piel que les envuelve.

 

Poco a poco se incorporan caras desconocidas alrededor,

la música da la bienvenida a los habitantes de la noche.

Y desde aquí, 

 

Brindo por quienes se pasaron al lado sensitivo del mundo, 
maestros en el arte de vivir,
románticos en peligro de extinción,
soñadores con insomnio
y toreros de salón.

Brindo por los seguidores de blues, opera italiana,
baladas en cualquier idioma,
clásicos sin escrúpulos e
hijos del Rock and Roll.

A esta ronda, invito yo

 

Escribir comentario

Comentarios: 0